Index

La Toscana en Italia

Cuando la gente piensa en la Toscana, suele imaginar colinas onduladas cubiertas de viñedos y olivares. Se imaginan pueblos y ciudades encantadores y, por supuesto, fantásticos monumentos de mármol rodeados de grupos de turistas. Aunque todo esto es cierto en la Toscana, mucha gente no se da cuenta de lo mucho más que ofrece. En cada viaje no se trata sólo de los lugares de interés, sino también de la cocina, los productos regionales y, lo que es más importante, la gente y su cultura.

Florenz Panorama am Abend | Florenz, Italien
Mirador sobre la ciudad de Florencia, con vistas al Ponte Vecchio y a la Catedral del Duomo

Soñando con la soleada Toscana

Nuestro viaje a la Toscana fue hace varios años, pero durante las últimas semanas, Nico y yo hemos estado hablando de volver a Italia y visitar de nuevo la región. La última vez pasamos allí cerca de mes y medio, en julio y agosto. Durante ese tiempo, exploramos principalmente las zonas de Siena y Florencia. Y aunque creemos que llegamos a conocer estas zonas razonablemente bien, nos encantaría volver allí. ¡Por no mencionar que aún nos queda una gran parte de la Toscana por explorar!

Así que, soñando con una Toscana soleada cuando en Lisboa llueve perpetuamente (ahora es invierno), te presentamos una miniguía de esta parte de Italia. Esperamos que te sea útil para planificar tu viaje, o que al menos te permita satisfacer tu curiosidad: la Toscana es un escenario frecuente de películas de Hollywood y un lugar admirado por muchas personas de todos los rincones del mundo.

En éste se incluirán los tres temas más tratados: lugares típicos para visitar en la Toscana, el tiempo a lo largo del año (si estás planeando un viaje y no sabes cuál es la mejor época para ir) y, por último, pero no por ello menos importante: comida + vino toscano (éste es mi tema favorito).

Destinos típicos de la Toscana

Florencia

Florencia es la capital de la Toscana y alberga algunas de las atracciones más famosas de Italia. Pasamos más de una semana en Florencia, pero podríamos haber pasado aún más tiempo explorándola y fotografiándola. Visitamos la ciudad a finales de agosto y, en retrospectiva, creo que no era el momento más favorable. Por varias razones. En primer lugar, tuvimos varios días en los que las temperaturas alcanzaron hasta 38 grados centígrados, lo que hizo casi imposible hacer turismo durante el día. Así que salíamos de nuestro apartamento con aire acondicionado principalmente antes del amanecer y por la noche. Además, en esta época del año, nos pareció que la ciudad estaba abarrotada de turistas (estamos hablando de la época anterior a la covid). Si visitáramos Florencia por segunda vez, probablemente iríamos en primavera o a principios de otoño.

Catedral de Florencia - Cattedrale di Santa Maria del Fiore en Italia.

No obstante, recordamos nuestra estancia en Florencia con agrado. Además de las pintorescas calles italianas por las que puedes pasear todo el día, parando sólo para comer o tomar un aperitivo, te recomendamos varias atracciones que no debes perderte. Sólo enumero tres, ¡pero hay muchas! Si quieres saber más sobre otros rincones de Florencia, te invito a leer otras entradas sobre el tema en Sumfinity.

Los 3 mejores monumentos de Florencia

  1. La Galería de los Uffizi es uno de los mayores museos de arte del mundo, y expone obras de algunos de los artistas más famosos. Alberga obras de Botticelli, Leonardo da Vinci y Miguel Ángel, por nombrar algunos. Si pudiéramos aconsejarte algo, sería que planificaras al menos unas horas para visitar esta galería. Las obras de arte que alberga probablemente las conozcas de los libros de historia, y son tan excepcionales que merece la pena detenerse en ellas aunque sólo sea un momento prolongado.
  2. Otra atracción imprescindible de Florencia es el Duomo (catedral), cuya característica cúpula corona esta iglesia renacentista construida en 1296. Puedes subir por las escaleras del interior del Duomo hasta el tejado para contemplar Florencia casi a vista de pájaro.

  3. Puente Viejo
    – Es uno de los puentes más antiguos sobre el río Arno en Florencia. Ya en época romana había un puente de piedra en este lugar, que el Ponte Vecchio sustituyó en 1345. El puente tiene un aspecto excelente no sólo desde la perspectiva del río: la calle del propio puente es un monumento por derecho propio. Cuenta con joyerías históricas que llevan allí siglos.

Siena

Siena es una ciudad histórica de la Toscana, Italia. También es el centro de la región de “Siena”. Es conocida por la carrera de caballos del Palio y por su centro medieval, declarado monumento por la UNESCO.

II Campo en Siena, Italia, tras la II Carrera de Campo.

Las 3 mejores cosas que ver/hacer en Siena:

  1. Asiste a la carrera de caballos del Palio. Cuando visitamos Siena en agosto, tuvimos la suerte de ver el Palio anual. Pero no sólo la carrera es importante durante esta celebración de varios días. Las calles se llenan entonces de gente vestida con los colores de su distrito, cantando y tocando diversos instrumentos. Sin embargo, lo más conmovedor para nosotros fueron los desfiles que escoltaban a los caballos hasta la carrera. Es cierto que, durante estos desfiles, puede que te despierten de madrugada los tambores de la procesión, pero observar esta tradición centenaria de la ciudad fue una experiencia inolvidable. Puedes encontrar una grabación de un desfile de este tipo, por ejemplo, en las historias guardadas en el Instagram de Sumfinity.
  2. Catedral de Siena (Duomo ) – la construcción de la catedral comenzó en el siglo XII. El Duomo es una obra maestra de la arquitectura románico-gótica italiana.

  3. Plaza del Campo
    – La Piazza es una plaza del centro de Siena. Esta plaza tiene forma de concha y rodea el Palazzo Pubblico junto con la Torre del Mangia (esa torre alta de la foto). Aquí se celebran las carreras de caballos del Palio. También merece la pena visitar el Palazzo Pubblico por el museo de arte que alberga en su interior.

Lucca

Lucca es una ciudad fortificada situada en la Toscana. Es conocida principalmente por su arquitectura renacentista y sus fortificaciones. También es el lugar de nacimiento de Giacomo Puccini, que compuso varias óperas durante su estancia en la ciudad.

Las tres mejores cosas que ver en Lucca:

  1. Las Murallas son las murallas que rodean el centro histórico de la ciudad. Se han conservado casi en su forma original, y ello a pesar de la considerable modernización de la ciudad. Inicialmente se construyeron como murallas defensivas, pero con el tiempo perdieron su importancia militar y se convirtieron en paseos peatonales.
  2. Palacios, villas, casas, oficinas y museos: hay muchos en Lucca. Por ejemplo, merece la pena ver el Palacio Ducal, Pfaner o Villa Garzoni.
  3. Catedral de Lucca – esta catedral medieval es uno de los principales monumentos de la ciudad. La construcción comenzó en 1063 y fue iniciada por el obispo Anselmo (más tarde papa Alejandro II).

Pisa

Pisa está situada a orillas del río Arno, en la provincia de Pisa. Es famosa sobre todo por su Torre Inclinada y la Piazza dei Miracoli. La ciudad también alberga muchos otros edificios históricos, como el Palacio del Podestá (Ayuntamiento), el Palacio de la Carovana (Palacio Comercial), el Palacio Azul (Palacio Blu) y muchas iglesias, como la Catedral de Santa María Asunta; la Basílica de San Michele Maggiore; la Iglesia de San Ranieri; la Basílica de Sant’Andrea al Quirinale; la Iglesia de Sant’Antonio Abate; la Basílica de Santa Maria Spina y la Basílica de San Michele degli Scalzi.

Montecatini Terme

Montecatini Terme es una ciudad balneario en la provincia de Pistoia, Toscana, Italia. Estos Términos se encuentran en la parte alta del valle del río Elsa (que desemboca en el lago Trasimeno), en la parte occidental de las colinas de Pistoia. Las termas de esta ciudad son la “ciudad balneario” más importante de Italia. La ciudad en sí tiene una población de unos 20.000 habitantes, el tamaño perfecto para un relajante fin de semana en un balneario.

Región de Chianti

La región del Chianti es un destino turístico muy popular, y es fácil ver por qué. Es una región de magníficos paisajes, con encantadores pueblos italianos que atraviesan las onduladas colinas. La región está bordeada de hermosas villas y viñedos que producen algunos de los mejores vinos de Italia. Si aún no conoces los vinos de Chianti, si tienes ocasión, búscalos en las tiendas.

Castello Banfi es la más famosa de estas bodegas, que produce vinos de gran calidad. La bodega Banfi fue fundada en 1978 por dos hermanos italoamericanos, John y Harry Mariani. El Castello Banfi también alberga un hotel de lujo con habitaciones decoradas a la manera de los castillos toscanos tradicionales.

Toscana y el vino

Es fácil asombrarse por la variedad de regiones vinícolas de la Toscana. Hay más de 100 regiones vinícolas en la zona, cada una de las cuales produce vinos diferentes. La mejor forma de conocer de cerca esta diversidad de vinos toscanos es viajar en coche. A continuación, puedes visitar viñedos concretos, aprender cómo se producen los vinos y qué uvas se utilizan para elaborarlos, y luego comer y volver a tu hotel con unas cuantas botellas para probar.

San Gimignano i winnice | Włochy

Otra alternativa son los recorridos a pie por las bodegas toscanas. Eso sí. Esta forma de recorrer la Toscana tiene una gran ventaja respecto a la visita en coche. Es posible catar vinos in situ -como sabemos, ¡si bebes, no conduzcas! Mientras que si bebes una copa aquí o allá y te diriges a la siguiente bodega, cuando llegues a ella, la copa anterior se habrá evaporado de tu sangre. Y la siguiente copa te sabrá aún mejor 😉 Los recorridos a pie también pueden ser una alternativa excelente para quienes no tienen acceso a su propio coche o quieren explorar el país de forma económica. Muchas oficinas de turismo populares ofrecen paseos guiados por expertos locales que lo saben todo sobre la historia, la cultura y los productos de su región. Probablemente también puedas preguntar por una excursión de este tipo en tu hotel u hostal. Seguro que te dan algunas recomendaciones.

La vendimia en la Toscana

Si visitas la Toscana a finales de verano, hay algo que no querrás perderte: la vendemmia, o época de la vendimia. En agosto, la gente se reúne en las bodegas locales para celebrar este momento crítico del calendario vinícola. Es cuando se recogen las uvas de las viñas y se convierten en vino. Si buscas e investigas bien, quizá encuentres una bodega donde puedas ayudar a recoger las uvas de las viñas y luego disfrutar de música en directo mientras esperas tu copa o botella de vino rosso di Montalcino.

Tipos de vino populares en la Toscana

Con más de 30 tipos distintos de uva cultivados aquí, la zona celebra realmente la diversidad. Ten en cuenta, sin embargo, que el 80% de los vinos producidos en la Toscana son tintos.

Viñedos de la Toscana junto a una villa, Italia.

La Toscana es la tercera región más grande de Italia, con un número tan elevado de granjas. Sin embargo, el efecto de estas plantaciones no es tan significativo como, por ejemplo, el volumen de la producción agrícola en Sicilia o Apulia. Esto se debe a que el suelo de la Toscana no es tan fértil para las verduras y frutas como el de otras zonas de Italia. Por tanto, cultivar uvas es una forma inteligente de aprovechar esta característica de la naturaleza de aquí.

Uno de los tipos de uva de vino más populares en la Toscana es la uva Sangiovese. Esta uva ha sido esencial en la historia de la región desde la antigüedad. El Sangiovese constituye la mayor parte de los vinos de la Toscana, pero cada pueblo y bodega ha cultivado su propio tipo de varietal de estas uvas. Por tanto, un Sangiovese puede ser diferente de otro Sangiovese. ¡Merece la pena probar cada tipo!

Otras uvas regionales populares en la Toscana son la Canaiolo, la Ciliegiolo y la Colorino.

Los tipos Malvasía y Trebbiano son uvas blancas, pero difieren en sus características. La malvasía es una uva que se cultiva en la Toscana, pero también crece en otras partes de Italia. El Trebbiano sólo se cultiva en Toscana y Cerdeña. Produce vinos secos y dulces, y su producto más famoso es el Vin Santo (la versión italiana del jerez).

Si nos fijamos en las variedades de uva internacionales, en la Toscana también hay Cabernet franc, Chardonnay, Merlot, Pinot noir, Sauvignon blanc y Syrah.

Comida típica de la Toscana

Si te gusta la comida refinada pero sustanciosa, la región de la Toscana está hecha para ti. La Toscana es famosa por la producción regional de aceite de oliva, girasoles y vino (como ya se ha mencionado). Pero además, es famosa por sus excelentes embutidos y quesos.

Los olivos se cultivan en la Toscana por su fruto, pero también para la producción de aceite. El aceite se utiliza para cocinar y se sirve en pan con una loncha pequeña de queso toscano local o jamón serrano.

Los girasoles crecen por toda esta zona de la Toscana; a veces, parece que conduces por un mar de flores amarillas. Estos girasoles crecen altos y están llenos de pétalos amarillos brillantes. A menudo se secan y se colocan en el interior durante los meses de invierno como decoración.

Un aperitivo popular para una comida toscana es el crostini, una rebanada de pan a la parrilla con ingredientes. La cobertura puede ser cualquier cosa: aceite de oliva, tomate, etc. El pan puede hacerse con harina de trigo o de centeno. Puede ser un pan tostado o a la plancha.

Cuando piensas en Italia, por supuesto, hay platos de pasta…

Cuando imaginas la cocina italiana, probablemente imaginas los platos clásicos del país: espaguetis a la boloñesa, lasaña con salsa de carne y queso ricotta, o raviolis rellenos de espinacas y queso ricotta. Y sí, es cierto. Pero la Toscana es mucho más que estas recetas, que se han hecho famosas en todo el mundo.

La pasta en Toscana se elabora con harina de trigo duro (también llamada sémola), que se ha molido en trozos pequeños y luego se mezcla con agua hirviendo para formar una masa elástica. La pasta tiene varias formas y tamaños: espaguetis, fettuccini, penne, rigatoni, conchiglie, cavatelli ditalini, macarrones de codo, etc. Pero lo que nos sorprendió cuando visitamos restaurantes en la Toscana (y también en otras partes de Italia) es que la pasta (y el risotto) se sirven como Primi Piatti, el primer plato antes del plato principal (llamado Segondi Piatti, que consiste principalmente en carne o pescado). Si quieres un menú completo en un restaurante, pasarás por el aperitivo, el primer plato, el segundo plato y el postre. ¡Ya ves cómo le gusta la comida a la gente de este país!

Primeros cursos

Otro primer plato popular en la Toscana es la sopa Ribollita. Los italianos preparan la sopa Ribollita con restos de pan, judías cannellini y verduras como cebolla, col, zanahoria y apio. Hervían los ingredientes en agua para crear un caldo espeso y luego lo servían con trozos de pan fresco. La ribollita tiene muchas variantes, pero suele servirse antes de la pasta o el arroz y antes de los platos de carne o pescado. Tradicionalmente se come en invierno, ya que calienta el cuerpo maravillosamente si el tiempo fuera es desagradable.

Platos principales

La Bistecca alla Fiorentina es un solomillo toscano. Este filete es una especialidad de la Toscana y sólo se encuentra en restaurantes de alta calidad, que suelen cocinarlo a la brasa. La bistecca suele servirse con patatas, verduras y salsa. Suele cocinarse a la plancha poco hecho o medio hecho: ¡nadie quiere comerse un filete bien frito! El tamaño de las raciones puede variar considerablemente según el cocinero. Algunos sirven raciones enormes que bastan para alimentar a dos personas, mientras que otros ofrecen raciones más pequeñas para un solo comensal. Lo más importante de este plato es que el filete se sirve con hueso.

Los Pappardelle al Cinghiale son un plato de pasta elaborado tradicionalmente con carne de jabalí. El nombre viene de pappardelle, una pasta ancha típica de la Toscana. Cinghiale significa “jabalí” en italiano, ingrediente esencial de la salsa. Otros ingredientes de este plato son cebollas, zanahorias, apio y, por supuesto, aceite de oliva.

Salchichas toscanas

Los toscanos se toman muy en serio la elaboración de embutidos. A menudo encontrarás estos embutidos en las tiendas y en los menús de los restaurantes:

– Prosciutto (o prosciutto crudo, la versión cruda del jamón)

– Speck (cerdo ahumado)

– Panceta (panceta de cerdo salada)

– Lardo de Colonnata, producido en un solo pueblo de la Toscana: Colonnata. Esta pasta, parecida a la manteca de cerdo, se elabora con grasa de cerdo y se dice que tiene un sabor que recuerda al de las trufas y las almendras. Aunque no lo hemos probado, otros lo describen como de “textura blanda que se puede untar, pero también lo bastante firme para cortarlo en rodajas”.

– Coppa (paleta de cerdo marinada en vinagre de vino)

Queso toscano

El queso pecorino se elabora con leche de oveja y tiene un sabor parecido al pecorino romano, salvo que es más cremoso, mantecoso y menos salado. Sin embargo, puede ser duro y desmenuzable, como el Parmigiano-Reggiano. La cocina de la región suele incluir pecorino Toscana maridado con vino Chianti local.

La trufa blanca es un símbolo icónico de la Toscana

Contrariamente a las opiniones que circulan, las trufas son setas, no vegetales. Tienen un aroma y un sabor fuertes, difíciles de comparar con cualquier otra cosa. Se pueden utilizar en muchos platos, incluidas las salsas para pasta y el risotto. Las trufas son raras y caras, por lo que la mayoría de la gente que puede permitírselas las utiliza con moderación.

El tiempo en Toscana

Italia, en general, tiene un clima mediterráneo moderado. Esto significa que tiene cuatro estaciones. Sin embargo, dependiendo de lo al sur que esté una región, tal será la diferencia de temperaturas que fluctúen entre el invierno y el verano. La Toscana está situada en el centro de Italia, por lo que algunas estaciones y el clima no serán tan extremos como, por ejemplo, en el norte de los Dolomitas.

Invierno

El tiempo en la Toscana puede ser bastante lluvioso durante los meses de invierno.

Puedes esperar días nublados y temperaturas que oscilan entre 10 y 15 grados Celsius (50 y 59 F). Las precipitaciones más intensas pueden producirse en diciembre y enero.

Verano

Los meses de verano suelen ser cálidos y secos, pero la proximidad al mar aumenta la probabilidad de tormentas en julio y agosto. Las temperaturas estivales pueden superar los 30C /86F e incluso los 40C/104F, sobre todo en zonas bajas como la ciudad de Florencia. Merece la pena tenerlo en cuenta si quieres visitar la Toscana en verano. Entonces vale la pena buscar hoteles y apartamentos con aire acondicionado, y planear visitar las atracciones al aire libre por la mañana y por la noche.

Cuando visitamos la Toscana, nos alojamos en una villa típica situada en la colina de una antigua bodega. Esta villa se ha convertido en varios apartamentos, y se ha construido una piscina en el terreno. Algunos días hacía tanto calor que estábamos increíblemente agradecidos de poder utilizar la piscina.

Primavera y otoño

La primavera y el otoño en la Toscana son más suaves que en otras estaciones, por lo que es una época excelente para visitar esta zona de Italia. Por supuesto, puede haber días lluviosos, pero no son tan intensos como en invierno.

Se dice que los mejores meses para viajar por la Toscana son abril, mayo, junio, septiembre y octubre. Sin embargo, debido a que mucha gente quiere explorar Italia durante esta época, los precios del alojamiento pueden no ser tan baratos como cabría pensar. El lado positivo de estos meses, sin embargo, es que durante esta época se celebran muchas fiestas en las ciudades toscanas. Por ejemplo, a finales de la primavera, organizan desfiles y bailes en Florencia para celebrar la fiesta de San Juan Bautista (el 24 de junio de cada año). O los días 16 y 17 de junio, Pisa se ilumina excepcionalmente con motivo de la fiesta de San Rani.

Picture of Daria Trinkhaus

Daria Trinkhaus

Daria Trinkhaus is a writer, who loves to discover the hidden stories behind each and every place she visits.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *