Catedral de Siena | Italia

Catedral de Siena al amanecer en la Toscana sin gente
La apacible belleza de la catedral de Siena iluminada por los serenos matices del amanecer en la Toscana.

Enclavada en el corazón de la pintoresca Toscana se encuentra una joya de la arquitectura medieval y la belleza espiritual: la Catedral de Siena. A lo largo de nuestras tres semanas en la Toscana rural, Siena nos cautivó a mi Daria y a mí. Todos los fines de semana emprendíamos un viaje a esta ciudad mágica, fascinados por todo lo que ofrece.

Explorando las mágicas calles de Siena

La primera vez que la visitamos, Siena nos sorprendió. Admiramos la próspera cultura y el pasado histórico de la ciudad mientras recorríamos sus laberínticas calles. A diferencia de las abarrotadas calles de Florencia, Siena parecía invitarnos a tomarnos nuestro tiempo para descubrir sus secretos.

En nuestra segunda escapada de fin de semana, nos preguntamos si deberíamos volver una vez más. Fue un sí rotundo. Quería fotografiar la catedral con la luz de otro mundo de la mañana, y también queríamos ver el famoso Palio de Siena. Aun así, salir de nuestra casa rural al amanecer parecía un reto monumental. Por eso nos quedamos en Siena todo el tercer fin de semana, ya que queríamos aprovechar al máximo la oportunidad.

La Catedral de Siena: Fotografiando la Serenidad del Amanecer

Nos empapamos de las espectaculares vistas de la ciudad desde nuestro encantador albergue, que estaba convenientemente situado en el corazón de la ciudad. Salí a fotografiar la catedral de Siena en todo su colorido esplendor mientras el sol se alzaba sobre la ciudad, proporcionando una suave luz dorada que iluminaba toda la zona. Al contemplar las altas torres y las intrincadas tallas de mármol de la fachada del edificio, me impresionó el carácter sagrado y el ambiente artístico de este lugar.

A medida que el sol se elevaba en el cielo, calentando las calles empedradas de abajo, sentí un poderoso sentimiento de agradecimiento por haber tenido la oportunidad de ver tanta belleza. Inmersa en la tranquilidad del amanecer, llegué a la conclusión de que la catedral de Siena encarnaba algo más que una devoción religiosa: era una oda al espíritu indomable de la Toscana.

A medida que pasaba el tiempo, descubrimos más y más cosas sobre la fascinante historia de la ciudad mientras recorríamos sus encantadoras callejuelas. Cada momento pasado en Siena estuvo lleno de maravillas y descubrimientos, desde la magnífica Piazza Il Campo hasta los animados mercados repletos de especialidades locales.

Aunque nuestra estancia en la Toscana terminó poco después de este tercer viaje, Siena y su belleza perpetua dejaron en nosotros un impacto inolvidable.

¿Te ha gustado mi historia sobre la catedral de Siena? A continuación, lee sobre mis viajes por la Toscana: más

Picture of Nico Trinkhaus

Nico Trinkhaus

Nico Trinkhaus is the mind-blind photographer, using cameras to create visions and memories that otherwise would be lost to him.

More photos to discover:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nico Trinkhaus Portrait

Nico Trinkhaus
Photography

Do you like what you see?

Most of our photos are available as Fine Art Prints and can be licensed for business use. Contact us!