Biblioteca de la Universidad de Harvard | Boston, Massachusetts

Fachada y escaleras de la Biblioteca de la Universidad de Harvard sin gente en un día soleado.
En medio de la vibrante energía de la Universidad de Harvard, me propuse captar la esencia de su emblemática Biblioteca, un faro de conocimiento e historia.

Me sentí como en una escena sacada de una postal mientras el sol se ponía en el famoso campus de la Universidad de Harvard, en Boston. La enorme Biblioteca de la Universidad de Harvard se alzaba sobre el ajetreado campus, y su hermosa fachada daba a la gente una sensación de poder intelectual.

La icónica Universidad de Harvard: Un icono del conocimiento

La interesante historia inicial de Harvard, que se remonta a sus raíces coloniales, es una de sus características intrigantes. La legislatura colonial de Massachusetts construyó Harvard en 1636 para evitar el “ministerio analfabeto” y proporcionar un clero bien formado a las iglesias en desarrollo. Este entorno histórico añade capas de significado a la larga dedicación de la universidad a la educación y la erudición.

Cuando paseaba por todo el campus, la Biblioteca destacaba como fuente de información entre estudiantes y turistas. Su hermosa fachada, cubierta de enormes banderolas, daba una sensación de fuerza educativa imposible de ignorar. A pesar del caos que me rodeaba, quería captar el espíritu de este famoso monumento en una fotografía.

Conservar la Historia: Capturar el legado

Mientras me posicionaba para captar la foto adecuada, no pude evitar admirar la excelencia arquitectónica que tenía ante mí. La compleja arquitectura de la Biblioteca hablaba en voz alta de su larga historia y de su prestigioso estatus como centro de estudio. Cada elemento parecía comunicar una narración, desde las macizas columnas hasta las bellas tallas de la puerta.

Sin embargo, en medio de la ajetreada actividad del campus, hacer un disparo impecable resultó ser una tarea difícil. El frecuente flujo de estudiantes e invitados dificultó mi tarea, pero afortunadamente también disponemos de Photoshop para desalojar a la gente cuando es necesario.

La edición me llevó más de una hora, pero creo que mereció la pena: En ese único fotograma, capté el espíritu de la Universidad de Harvard: una inspiración de conocimiento, creatividad y excelencia académica. El encanto perdurable de la Biblioteca y su importante presencia sirvieron como ejemplo adecuado de la tradición permanente de la universidad.

Mirando atrás, no puedo evitar sonreír ante los recuerdos que creé entre las prisas y el alboroto de la vida universitaria. Al recordar aquel momento en Boston, me acuerdo del atractivo eterno del conocimiento y de la capacidad de la fotografía para conservarlo.

¿Te sientes motivado por mi experiencia en la Universidad de Harvard? Sigue leyendo sobre mis otras aventuras en Boston:

Nico Trinkhaus

Nico Trinkhaus

Nico Trinkhaus is the mind-blind photographer, using cameras to create visions and memories that otherwise would be lost to him.

More photos to discover:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nico Trinkhaus Portrait

Nico Trinkhaus
Photography

Do you like what you see?

Most of our photos are available as Fine Art Prints and can be licensed for business use. Contact us!